Sunday, July 09, 2006

Lisiadas del amor


La siguiente es la historia de 3 mujeres, un anciano y un perro. Ellas viven y ejercen la prostitución en casa del sexagenario, quien a cambio recibe favores sexuales. Dos de ellas son lisiadas lo cual hace más inaudita esta casa de citas. Viven en la extrema pobreza siendo un chusco perro su más valiosa propiedad.

Los ladridos de un perro negro chusco, con un limón pendiendo del cuello nos da la bienvenida. El canino duerme al pie de la puerta oxidada de la casa del viejo Isaac. Está flaco y debilucho, da la sensación de que puede desmayarse en cualquier momento. La casa de un piso no tiene timbre ni ventanas, las pocas que había fueron rotas a pedradas, “es que los vecinos no nos quieren”, confesaría el anciano.
A trece cuadras de distancia hacia abajo, se encuentra el kilómetro 13 de la avenida Túpac Amaru, en Comas. Es una de las zonas con mayor índice de micro comercialización de drogas. La Comisaría de La Pascana poco o nada hace para contrarrestar este delito.
Es mediodía y la sala de espera tiene un olor penetrante a ajos y cebollas. No es de extrañar pues la cocina se encuentra al lado. El ambiente luce sucio y descuidado. No hay muebles ni enseres, solo dos sillas de madera a punto de jubilarse. Esperen, por favor, en un momento estarán (las chicas) con ustedes, nos dice Isaac, mientras se interna en la pieza contigua.
Gritos provenientes de la calle dan cuenta de una pelea callejera. Dos jóvenes de unos 20 años aproximadamente, en total estado de ebriedad, se parten el alma con furia. Escolares curiosos disfrutan del espectáculo y dan vivas por su favorito. A Isaac, en cambio no le llama la atención la escena y ni siquiera se asoma a la ventana: “ésos no parecen hermanos, hasta diría que se odian”, sentencia.
Una voz femenina proveniente del patio de la casa clama por el viejo. Al cabo de unos minutos, regresa nuestro anfitrión y nos conduce a un cuarto semioscuro, en donde a duras penas un foco de 25 watts alumbra poco más que una vela.
Isaac, tiene 68 años y es el hombre de la casa. "Mi hermano Pedro se encargó durante 14 años de cuidar esta vivienda, porque los dueños se fueron a Chile y jamás regresaron. Un día de casualidad llegué de visita y nunca más me fui. Mi hermano murió hace 7 años y no dejó mujer ni hijos, mejor para mí pues, porque así me quedé con la mansión", nos cuenta el viejo, mientras frota con un trapo la única luna de sus lentes.
Seguimos escuchando sus anécdotas en los cañaverales de Lambayeque, hasta que interrumpe Susana. Ella es trigueña, de 1.65 m, cabello ondulado algo descuidado y con una figura que habla que hubo tiempo mejores. Tiene 37 años y a pesar de ser joven aún, cojea, no exageradamente pero se nota su dificultad al caminar.¿Quién se va a atender?, pregunta inquisidora.
Juancito me estira la mano (es momento de pagar sus servicios). Se despide mi guía y me quedo solo en medio de estos extraños. Hasta qué hora te voy a esperar, pasa pues, me dice Susana. Le hago caso. Ingreso a un cuarto en donde a las justas cabe una cama de plaza y media. La sabana está sucia y hay mucha humedad en el ambiente.
Quítate la ropa, muchacho, que la hora es la hora, me dice, al más puro estilo del narrador de fútbol Toño Vargas. Le agradezco el convite pero le explico que he venido literalmente a conversar con ella y con sus dos compañeras. Se inquieta y las llama. Aparecen en escena Ana y Edith. La primera tiene 41 años y la segunda, 43. Les explico que me interesan sus historias, del por qué y cómo se ofrecen siendo ellas lisiadas, “pues es lo único que sabemos hacer”, recibo por respuesta.
Se muestran renuentes a conversar conmigo, no queremos aparecer en la prensa, joven. Les explico que si bien soy periodista no publicaré sus historias en la prensa escrita, ni usaré algùn medio radial o televisivo. Sin fotos ni nombres reales, nada de eso, señoras. Les expongo acerca de mi blog, pero no entienden. A mí de computadoras no me hable, joven.
Discuten entre ellas, a Edith se le nota más ofuscada, no quiere saber nada del asunto y se retira del cuarto. Ana y Susana se quedan; igual te va a costar, muchacho. Claro, claro.
Susana renguea al caminar. No mucho pero lo hace. De una puñalada, su ocasional pareja la dejó así. Era un tipo muy celoso, que nunca quiso aceptar su oficio de meretriz. Su, como la llaman los parroquianos, trabajó siete años en un burdel clandestino de Lince. Cada mañana en el paradero se encontraba con José (así se llamaba el agresor). Era un hombre atento y amable, así que al comienzo le mintió al decirle que trabajaba como secretaria.
Las invitaciones se sucedían unas a otras hasta que se inició el romance. Susana no pudo ocultar más su trabajo y se confesó con su amante. José pareció comprender su labor, pero a los meses empezó a cambiar. Llegaron los primeros reclamos, las agresiones hasta que una noche la esperó cerca de su casa en el pueblo joven Mi Perú, en Ventanilla, y la apuñaló en la pierna. “No le deseo nada malo, porque bien muerto está el desgraciado”, dice Su entre risas.
Anita tiene 3 hijos y ninguno quiere saber de ella. No le perdonan el hecho de que haya pagado con su cuerpo la educación que les dio. El mayor se graduó como administrador, la segunda es profesora de inglés y el tercero está en Argentina con su padre. Ana tiene vendada la mano derecha. Su marido al enterarse de que ejercía la prostitución, quiso hacer justicia con sus propias manos e intentó matarla con un cuchillo de cocina. En la refriega, el marido le voló dos dedos de la mano. La abundante sangre la impactó tanto que se desmayó. El hombre, pensándola muerta, huyó de la escena del crimen y fue una vecina quien la auxilió llevándola hasta el Hospital 2 de Mayo. No denuncies a papá, fue lo único que le pidieron sus hijos antes de cerrarle las puertas del hogar para siempre. De eso ya hace 6 años.
Edith nunca salió, pero sí conocí su historia. Es la mayor de todas y la más renegona. Por lo general siempre está de mal humor. Cuentan que tiene una hija de 23 años con un hombre mucho mayor que ella. El gringo, como ella lo llama, se llevó a su hija a Estados Unidos, y no sabe de ella desde la última tarjeta navideña que recibió en 2002.
"Conozco a Edith hace muchos años, siempre fuimos amigas, señala Susana, así que cuando le confesé en qué trabajaba, me dijo mi vida”. Sin embargo, poco a poquito la necesidad y el hambre entraron el vida de Edith.
“En parte me siento culpable por su situación, porque fui yo quien le dijo que prostituyéndose ganaría el dinero suficiente para intentar viajar a Estados Unidos, añafe afligida Su. Si bien es cierto Edith no carece de extremidades, pero la artritis le está ganado la partida. Le duelen mucho los huesos y sufre mucho en las noches de intenso frío.
Comparten la vivienda del viejo Isaac desde hace dos años. El anciano era caserito del prostíbulo de Lince. Cuando conoció la desgracia de Anita y de Susana, Isaac les pidió que vivieran con él, a cambio de un servicio semanal gratis con cada una. El contrato de arrendamiento ya estaba pactado.
Hoy, 9 de julio, fecha en que posteo esta historia, la vivienda de Isaac luce vacía. Por favor publícalo dentro de una semana, en ese lapso nos marchamos de aquí, me pidieron. Yo cumplí con el encargo. Los vecinos de la zona amenazaron con quemarlas vivas si continuaban en la brega. Isaac, Susana, Ana y Edith empacaron y se marcharon juntos como una familia. Si hasta se llevaron el perro con ellos.

10 Comments:

Anonymous Gri said...

Es una historia realemtne impresionante.No habria jamas imaginado que esto pudiera pasar,me has abierto los ojos, gracias.
Seria interesante que despues de un lapso de 5 o 6 meses publicaras una continuacion para saber que es de la vida de estas pobres mujeres que han recibido muchas injusticias.

5:04 AM  
Blogger Bethuel Alvarado Malpica said...

Gracias por el consejo Gri, tomaré muy en cuenta tus palabras y transcurrido un tiempo indagaré acerca de estas personas.

6:48 AM  
Blogger Alfredo said...

una continuacion seria excelente

6:14 AM  
Anonymous Anonymous said...

Here are some links that I believe will be interested

3:50 AM  
Anonymous Anonymous said...

papi beto chevere tu historia chevere cuidate y sige adelante

9:26 AM  
Anonymous Anonymous said...

Here are some links that I believe will be interested

1:33 PM  
Anonymous Anonymous said...

Very best site. Keep working. Will return in the near future.
»

8:16 PM  
Anonymous Anonymous said...

Looks nice! Awesome content. Good job guys.
»

4:14 AM  
Anonymous Anonymous said...

Bueno la historia esta bien pero q tu pagues es dificl seguro todo es uan trama jejeje....

5:58 PM  
Anonymous Anonymous said...

No soy de las personas q les gusta la lectura ,pero realmente ,esta historia si me cautivo seria bueno una continuación ...
Saludos Bethuel Alvarado ...

3:59 PM  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home

blogs juegos, viajes, tecnologia